Algunos motivos me están llevando a la posibilidad de solo subir mis escritos a Wattpad, por lo cual dejaría tumblr únicamente para informar del capítulo o hacer un reblogueo ocasional del algo que me guste.

Si gustan seguirme en Wattpad aquí lo tienen: http://www.wattpad.com/user/hermoso-caos-de-luz

Algunos motivos me están llevando a la posibilidad de solo subir mis escritos a Wattpad, por lo cual dejaría tumblr únicamente para informar del capítulo o hacer un reblogueo ocasional del algo que me guste.

(Fuente: ladvxgaga)

Lady Gaga I Bang Bang (My Baby Shot Me Down)

(Fuente: mothemonster)

Lady Gaga I Lush Life

(Fuente: gagagobble)


"I define my own fame. I define my own existence. I define my own identity. I define my own beauty for myself.”
"I define my own fame. I define my own existence. I define my own identity. I define my own beauty for myself.”

(Fuente: koonsquad)

FANFIC WIGETTA “MYSTERIUM”

CAPÍTULO 8: “PERDIENDO A MI AMIGO”

Narra Samuel

 Una clase básica de cómo usar una pistola no era suficiente para hacerme dispararla, no podía hacerlo, mucho menos contra personas, ¡no soy un asesino! No puedo hacerlo, definitivamente no.

 Guillermo lucía exageradamente tranquilo con la idea de matar unas cuantas personas, estoy casi seguro que lo ha hecho antes, hacerme una imagen mental del número de personas que ha matado me perturbaba.

 Volvimos al hangar, y con la escasa luz de la luna que entraba por el techo roto pudimos ver a algunas de las personas poseídas merodeaban por todo el lugar, quizás buscándome a mí… Guillermo me hizo señas y luego de eso apunto a través del agujero por donde mirábamos y disparo a la cabeza de una chica que parecía ir vestida de azul que estaba poseída. La imagen de la bala atravesando su cráneo me desmoronó, al cabo de unos segundos un enorme charco de sangre se había formado en el piso, las demás personas poseídas ni se inmutaron por el sonido de la bala, le pregunté por qué y me contesto que Ydarj es sordo a la vez que es incapaz de usar los cuerpos que posee como una extensión para escuchar, por lo tanto no importa cuántas veces disparáramos, ellos jamás notarían que lo hacíamos.

— ¿Y él no se da cuenta que los matamos? – pregunté

 —Sí lo hace será mejor no averiguarlo, démonos prisa – volvió a apuntar, esta vez la bala atravesó la cabeza de un chico, yo simplemente miraba con una combinación de asco, miedo, confusión y terror, mis manos simplemente no lograban mantenerse firmes, estaban sudadas y el arma se me resbalaba fácilmente, eso combinado con el respeto por la vida humana que tengo no me dejaban dispararles, incluso si estaban poseídos por un demonio de hace miles de años.

Tres, cuatro, cinco, uno a uno fueron cayendo, pero eran demasiados, unos 23 y la pistola seguramente no tenía ni la mitad de eso en balas, debía ayudar, pero encontraba algo en que concentrarme para hacer que las irremediables nauseas desaparecieran. En ese momento recordé a Teo, no lo había visto salir, y el coche seguía aparcado en el estacionamiento improvisado, temí que estuviese siendo controlado, observe en todas direcciones, pero no lo vi por ninguna parte. Tenía que encontrarlo, no podía permitir que un amigo muriera por mi culpa.

Tome el arma firmemente, incluso pensé que estaba exagerando un poco la fuerza, apunté a la cabeza de un chico muy alto, parado junto a él seguro me sacaba una cabeza, cuando estuve seguro de disparar, apreté el gatillo cerrando los ojos involuntariamente, la fuerza del disparo me mando un poco hacía atrás. Cuando abrí los ojos el chico estaba en el suelo, supuse que la bala había dado en el blanco.

Uno a uno fui disparando, intentando ser muy certero, me refugiaba en el sentimiento de protección que sentía por Teo para poder jalar el gatillo. Quedaban unos diez, cuando uno de ellos nos vio y todos los demás se alertaron, pasamos de estar tirándolos a todos con sigilo a estar corriendo por nuestras vidas, o por lo menos yo lo hacía, mientras disparaba esperando que alguna bala diera en el blanco, más de una logro hacerlo, y me sentí bien por eso, en una forma muy escalofriante.

Una vez volvimos al hangar ya no habían más de 4, Guillermo no había dicho ni una sola palabra durante toda esta matanza, eso me hizo sentir incomodo de una extraña manera, al entrar al hangar vimos que Ydarj lucía más envejecido, su forma musculosa y juvenil era meramente proporcional a la cantidad de personas que poseía, ahora que solo quedaban cuatro personas bajo su control lucía achantado por lo que parecían ser sus años de edad humana, aunque supongo que los demonios no envejecen a nuestro ritmo.

Guillermo se encargo de los últimos cuatro que quedaban mientras yo buscaba a Teo por todas partes, el lugar era enorme, y de un momento a otro las cosas empezaron a volar por los aires, cajas iban de aquí allá como si tratasen de matar a alguien, algunas vigas caían del techo amenazando con matarnos, por unos segundos me distraje al ver la tarima del DJ donde estaba Ydarj, con la poca luz que le daba pude ver que debajo había un espacio vació que estaba cubierto por una lona, parecía moverse de una manera muy antinatural, no era el movimiento causado por el viento, era hecho por una persona, pensé que tal vez Teo pudo haberse escondido allí cuando todo comenzó a ocurrir. Iba a salir corriendo en esa dirección, pero fui empujado por Guillermo hacía un costado y un segundo después una enorme viga de acero oxidado cayó justamente en el lugar donde estaba, mis ojos se abrieron como platos al ver lo cerca que estuve de morir, pero gracias a Guillermo eso no pasó, ahora, más que antes, estoy en deuda. Le agradecí a la vez que le dije que alguien se estaba escondiendo debajo de la tarima, me dijo que no podíamos acercarnos mientras Ydarj estuviera encima de ella, moriríamos antes de llegar, comencé a ingeniar un plan en mi cabeza para conseguir la atención del viejo demonio y llevarlo a otra parte… entonces pensé mucho mejor la situación.

 —Me está buscando a mi ¿cierto? – le pregunté a Guillermo

 El asintió y entonces si él era sordo, eso significaba que dependía de sus otros sentidos, no parecía tener ojos así que solo lo dejaba con su sentido del olfato, que seguramente era muy agudo… ¡bingo!

 —Dame tu ropa – le dije a Guillermo intentando que no se mal entendiera lo que quería.

—Creo que no es momento ni lugar para hacer lo que estas pensando – me respondió ¿a caso creía que quiero acostarme con él? ¡Ni siquiera me gustan los chicos!

—Hazme caso y dámela – le insistí de manera seria mientras yo me quitaba la mía.

Si el demonio dependía de su sentido el olfato entonces olería a Guillermo llevar mi ropa y pensaría que soy yo, cuando realmente no lo soy, eso me daría unos pocos segundos para acercarme a la tarima y ver quien estaba debajo. Una vez cambiados emprendimos el plan.

Guillermo atrajo la atención de Ydarj con mi olor y lo llevó lo más lejos posible, inmediatamente salí corriendo a la tarima, no era particularmente fácil porque la ropa su ropa me quedaba justa al punto de apenas poder respirar, pero tenía un olor fuerte a hierba buena, lo cual taparía mi olor. Rápidamente me escabullí debajo de la lona y con la escasa, casi nula, luz que había pude ver a unas 8 personas escondidas allí abajo, dentro de ellas estaba Teo que se abrazaba a una chica como si fuera su último día de vida, no supe cómo habían evitado ser poseídos estando tan cerca del demonio, o como es que no notó su olor, pero había una respuesta obvia, todos olían a licor, como si hubieran sido bañados en el.

Me acerqué a Teo y le pregunte si estaba bien, asintió mientras recobraba la compostura, me pregunto qué pasaba allá afuera y le respondí que no había tiempo para explicar, debíamos salir de allí cagando un castillo entero de ser necesario, les explique a todos que no debían mirar atrás y correr a la salida más cercana lo más rápido que sus piernas pudieran, fueran a sus coches y se fueran a casa, Teo me pregunto qué haría yo, y no sabía realmente que hacer, ¿cómo se destruye a un demonio de hace miles de años y se lo explicas a tu mejor amigo? Tal vez Guillermo tenía una buena respuesta, pero él no estaba aquí.

Me asomé al exterior y Ydarj no estaba en el hangar, les hice una seña para que salieran corriendo hasta una ventana que estaba por detrás de la tarima, todos hicieron caso y parecían volar de lo rápido que salieron. Casi inmediatamente después Guillermo entro corriendo a toda leche por la puerta, con Ydarj detrás, parecía estar de pie y ser extremadamente rápido, una vez volvimos a estar juntos el demonio se detuvo frente a nosotros, lo que parecía ser una boca emergía en su horrorosa cara, dientes tan afilados como navajas relucieron en la oscuridad y unos labios delgados pero que eran rojos como el fuego mismo aparecieron, si no me había cagado hasta este punto era porque llevaba puesta la ropa de Guillermo. Aquel monstruo hizo el intento de hablar y una voz horriblemente gruesa y pesada, con ese aire demoniaco que suele usarse en las películas se hizo sentir.

Hablaba una lengua extraña, seguramente el idioma de su época, no entendía ni pan de lo que decía, pero poco a poco su lengua fue cambiando hasta hablar perfectamente el español, estaba pronunciando mi nombre.

—Samuel – decía una y otra vez con aquella asquerosa voz, mis nervios estaban de punta y cada musculo de mi cuerpo se estremecía, estuve a punto de decirle que quería, pero una piedra salió de la nada y lo golpeo en la cabeza, voltee mi vista en la dirección de donde provenía la roca y vi que la había lanzado Teo, — ¿acaso está loco? —pensé furiosamente. El demonio no lo pensó ni dos veces antes de lanzarse casi de manera instantánea encima de él tomándolo por el cuello, pese a estar débil por no controlar ningún cuerpo, tenía una fuerza extraordinaria.

Comenzó a hablar en aquella lengua antigua de nuevo mientras dejaba sin aire a mi amigo y yo solo me resignaba a observar ¿qué posibilidades tenía contra un monstruo que seguramente me destrozaría en segundos? Así es, ninguna. De pronto Ydarj comenzó a hablar con claridad.

—Yo no puedo matarte, moriría antes de tocarte, pero este chico. Este chico si lo hará – dijo y de su boca comenzó a salir una bruma tan negra como la noche y se acerco al cuerpo de Teo mientras entraba por todos los orificios que tenía su rostro, por un segundo estuvo inmóvil, parecía muerto, estaba a punto de desmoronarme, pero se movió, su cuerpo se movía. El demonio lo dejo caer y este se levanto, lo miré pensando lo peor… y cuando sus ojos me vieron mis temores se hicieron realidad. Estaba siendo controlado, sus ojos se habían vuelto negros, mi amigo había desaparecido.

Pesadamente comenzó a acercarse a mí, Guillermo tenía su arma preparada para dispararle a la cabeza, pero lo detuve, no podía permitir que mi amigo muriera de esa manera, poseído por un demonio que estaba aquí por mi culpa. Comencé a caminar en dirección de Teo, veía sus ojos que alguna vez fueron de un café muy intenso y que ahora eran negros como el petróleo, trague grueso y comencé a hablarle, lo llamaba por su nombre, aquel que él odiaba que pronunciaran, pero no me respondía, cuando estuvimos de frente volví a llamarlo, no tendría éxito por más que lo intentase y en el fondo lo sabía pero no quería admitirlo.

Teo comenzó a golpearme, el primer golpe fue en mis costillas, no me atrevía a devolver el golpe por lo que el continuo golpeándome repetidas veces en múltiples partes de mi cuerpo, yo aguantaba los golpes porque sabía que detrás de esa maldad que lo controlaba aún estaba mi amigo.

 —Teo, mírame, soy Samuel, el tonto con el que compartiste desde que comenzamos la secundaría ¿recuerdas? – le decía sin conseguir nada más que golpes a cambio.

 Pensé en algún recuerdo que nos uniera de verdad como amigos y lo trate de sacar a flote para recuperar su conciencia.

— ¿Recuerdas aquella vez en el parque, cuando te encontré llorando? – eso había logrado algo porque Teo se detuvo de inmediato – me dijiste que tu mamá te había dicho que te odiaba, que nunca te quiso, me confesaste que planeabas suicidarte, yo te detuve, te dije que estaría allí para ti cada vez que lo necesitases, que yo sería tu familia de ahora en adelante ¿recuerdas? – aquella tarde en el parque cuando eso paso fue uno de los momentos más tristes que pudimos haber pasado juntos, pero nos volvimos amigos inseparables desde ese día.

 Parecía que mis palabras habían logrado tocar al Teo que estaba debajo de toda esa maldad que consumía su alma, sus ojos por un segundo volvieron a ser normales y miro sus manos, al parecer incluso mientras era controlado podía ver lo que hacía su cuerpo, y debe ser horrible ser un prisionero dentro de tu propio cuerpo.

 —Samuel, yo… - decía – yo no quería, pero la oscuridad… no, yo… Samuel, ayúdame – dijo antes de que sus ojos volvieran a ser completamente negros de nuevo.

Por un momento había pensado que estaba recuperando a mi mejor amigo, pero no era así… al menos sabía que seguía ahí, sufriendo como prisionero y que al menos podría recuperarlo si encontraba la manera.

 Teo regreso junto con Ydarj y este sonrió, su objetivo no era matarme físicamente, era hacerlo emocionalmente, quebrantarme y por eso me estaba quitando a mi mejor amigo, y lo que había contado le sirvió como respuesta para una pregunta que jamás fue hecha. Una sombra comenzó a surgir bajo los pies de ambos y desaparecieron en la oscuridad. Había perdido a mi mejor amigo, una parte de mi familia.

 Habían pasado unas horas desde que Ydarj y Teo se habían ido, Carolina y Natalia habían venido para limpiar el desastre que hizo Ydarj, Guillermo y yo. Me sorprendía que la policía no hubiera venido a ver qué era lo que había pasado, pero tal vez la mano de Alexander intervino, siendo dueño de la mitad del pueblo tienes mucho poder.

 Mi ánimo de esta tarde parecía un recuerdo de algo que no pasó, el rostro de Teo emocionado por esta noche se aparecía entre mis pensamientos y me robaba las ganas de seguir, ¿Cómo le explicaré a su madre que no volverá a ver a su hijo? No puedo llegar a su puerta y decir “Oh, Hola señora Rodríguez. Vengo a decirle que su hijo fue raptado por un demonio, lo siento muchísimo” no tengo corazón para decirle esas palabras a una madre.

 Para distraerme observe a las chicas encargarse de las personas muertas, o que al menos lo estaban, porque empezaron a despertar uno a uno. Estaba consternado, podía jurar que mate a alguna de estas personas y ahora se levantaban como si nada.

 —Pero que mierda – solté al ver a la chica de vestido azul que Guillermo había matado de un tiro en la cabeza recuperar la conciencia y levantarse del suelo y caminar al estacionamiento y maldecir a sus amigas que la dejaron, estaba alucinando con lo que sucedía. Me acerque a Carolina que trataba a un chico que parecía estar muerto de verdad, sus heridas no eran de balas sino de rasguños y mordidas.

— ¿Cómo es que estas personas están vivas? – le pregunte de manera exigente

 —Jamás estuvieron muertas realmente – contesto

— ¡Pero Guillermo y yo…!

 —Les dispararon, si, pero no eran balas reales, eran balas purificadoras, matan el mal que habita en el cuerpo, pero no hacen daño. La sangre que viste era realmente la esencia de Ydarj dejando sus cuerpos, estate tranquilo, no mataste a nadie hoy grandulón – su tono de voz era simpático como la primera vez, emanaba una serenidad absoluta que te absorbe.

 Al menos podía estar tranquilo de no haber matado a nadie, pero perdí la batalla más importante. Perdí a mi amigo.

 Me acerque a Guillermo que estaba recostado a su coche esperando que todo terminará para poder irse, yo estaba realmente agradecido por salvarme la vida cuando aquella viga cayó, y no lo culpo de nada de lo que aquí paso.

— ¿Y ahora qué? – le pregunte

 —Seguir con nuestras vidas – ¿qué? ¿No iba a hacer nada por Teo?

— ¿Y qué pasa con Teo?

 —Cuando lo volvamos a ver yo me encargaré personalmente, como debió ser hace un rato, lo siento Samuel – ese “lo siento” me decía que lo que iba a pasar la próxima vez no iba a tener nada que ver con recuperarlo sano y salvo. Ahora solo quedaba hablar con la familia de Teo

                                                  *****

 Ese mismo día fuimos a casa de Teo junto con Natalia, quien decía tener un plan para explicar con delicadeza a los señores Rodríguez que había pasado con su hijo de una manera delicada.

Estábamos parados en su puerta, no me atrevía a tocar el timbre y ver qué era lo que tenían preparado, pero ellos no tienen la misma paciencia que yo y Natalia tocó el timbre varias veces hasta que la mamá de Teo salió, le pedí que llamará a sus otros dos hijos y a su esposo a la sala, tenía que decirles algo muy importante.

Una vez estuvieron todos reunidos en la sala, comencé a decirles que había pasado algo que me obligaba a hacer esto.

Le pedí a Natalia que hiciera lo que fuese que fuera a hacer.

Movió sus manos, y pronuncio una palabras en lo que parecían ser latín y pronunció mi nombre y el de Teo, y bajo las manos. Recogimos todas las cosas de Teo, Natalia volvió a hacer un movimiento con sus manos y todas las fotos cambiaron, Teo desapareció de ellas, después de terminar salimos inmediatamente de la casa.

 Poco después le pregunte qué era lo que había hecho con sus padres y me respondió que había borrado su parte de memoria que guardaba todo sobre Teo, y cualquier cosa que lo conectara conmigo. Era como si Teo jamás hubiera nacido o siquiera existido como un simple nombre en el viento.

  Al día siguiente, hubo una asamblea en la escuela, Guillermo me había comentado que era la oportunidad perfecta para hacer desaparecer a Teo de la mente del colectivo, nadie nunca preguntaría por él y así nos ahorraríamos un problema.

 Durante la asamblea, Natalia, quien ahora era una estudiante más, se paró frente a todo el alumnado y profesores y pronunció las mismas palabras que dijo en casa de Teo. Salimos del auditorio donde se llevaba a cabo y fuimos hasta los archivos a borrar toda la información que hubiese sobre mi amigo. Al finalizar el día, Teodoro Rodríguez jamás había existido como persona en este país, en este mundo, no era ni una sombra. Jamás tuve un amigo al que pudiera llamar familia.

September 17th, 2014: Leaving her hotel in Istanbul, Turkey

(Fuente: ladyxgaga)

September 17th, 2014: Arriving in Athens, Greece

(Fuente: ladyxgaga)

another-way-of-love:

♥ANOTHER WAY OF LOVE♥
♥OTRA FORMA DE AMOR♥

Susanoo + ass-kicking first appearance 

niiikooooo:

I absolutely refuse to apologize for making this

niiikooooo:

I absolutely refuse to apologize for making this

littlestevenuniversethings:

#71: “It’s ad-orb-able.”

littlestevenuniversethings:

#71: “It’s ad-orb-able.”

alleloves:

Reasons you need to stop what you’re doing and start watching Steven Universe immediately:
- It was created by Rebecca Sugar, who formerly worked on Adventure Time, and is the first EVER female-created show in Cartoon Network history.
- Three awesome female superheroes, all complex and flawed.
- Steven himself, also complex and flawed.
- DIVERSITY and DIFFERENCE. An animated world where not all the characters are white is a bigger deal than it should be in 2014. Likewise an animated world that recognises unique family structures (Steven lives with the Gems instead of his father) and body diversity. All the Gems—who again are female superheroes—have very different body shapes, and one is not portrayed as “better” than any of the others.
- The songs! Like, if you can listen to this & not get it stuck your head for ages afterwards, you are a robot.
- Pearl = me. I tried to ignore it, but then she blew a fuse while explaining how ridiculous a swordfighting movie was, and realised that I do the same thing when my friends try to explain to me that the chupacabra is real.
- That has happened more than once.
- CHUPACABRA IS NOT REAL THAT IS TOTALLY INSANE.
Basically: watch this show. It’s super great.

alleloves:

Reasons you need to stop what you’re doing and start watching Steven Universe immediately:

  • - It was created by Rebecca Sugar, who formerly worked on Adventure Time, and is the first EVER female-created show in Cartoon Network history.
  • - Three awesome female superheroes, all complex and flawed.
  • - Steven himself, also complex and flawed.
  • - DIVERSITY and DIFFERENCE. An animated world where not all the characters are white is a bigger deal than it should be in 2014. Likewise an animated world that recognises unique family structures (Steven lives with the Gems instead of his father) and body diversity. All the Gems—who again are female superheroes—have very different body shapes, and one is not portrayed as “better” than any of the others.
  • - The songs! Like, if you can listen to this & not get it stuck your head for ages afterwards, you are a robot.
  • - Pearl = me. I tried to ignore it, but then she blew a fuse while explaining how ridiculous a swordfighting movie was, and realised that I do the same thing when my friends try to explain to me that the chupacabra is real.
  • - That has happened more than once.
  • - CHUPACABRA IS NOT REAL THAT IS TOTALLY INSANE.

Basically: watch this show. It’s super great.